Blogger Widgets

miércoles, 24 de febrero de 2016

Especial Sagas: Los Lobos de Mercy Falls de Maggie Stiefvater

   ¿Qué pasaría si supieras que existe el amor de tu vida, pero que no sabes como llegar hasta él? ¿Y si con el otoño llegara el temblor y no desearas que llegara el invierno? ¿Acaso el amor puede con hasta una absurda maldición?

   Hoy os traigo la increíble historia de Los Lobos de Mercy Falls
             
                                             

Título: Temblor/Rastro/Siempre/Perdido
Autor: Maggie Stiefvater
Editorial: SM
Páginas: 429/426/288/357


   Hace tiempo, Grace fue brutalmente atacada por una manada de lobos. Cuando piensa que está a punto de morir, unos extraños ojos amarillos se cruzan en su destino que la salvarán y la perseguirán por el resto de su vida.
   Los años pasan, y cada invierno, su salvador la observa desde el límite del bosque que roza su patio trasero. Ese año, Grace comenzará a rezar para que las nevadas nunca lleguen cuando conozca a Sam. Parece un chico normal, pero siente que lo conoce desde siempre. Además, sus ojos... son de un extraño color amarillo.

   Reconozco que fue maravilloso leer esta trilogía sin tener ni idea de que iba. Es una de esas sensaciones que hoy en día a penas podemos disfrutar a la hora de coger en un libro a no ser que nos escondamos debajo de una piedra para no buscar información sobre él. Cuando la comencé a leer me encontré con la típica historia de amor adolescente que clama por un Crepúsculo donde Bella se habría quedado con Jacob. La sorpresa es, que aunque trate de licántropos, no es así.

   Sam y Grace forman a día de hoy, una de las parejas más perfectas y mejor construidas (dentro de lo que es el romance juvenil) más creíbles que me he encontrado desde hace mucho tiempo. Son un buen ejemplo de lo que es una relación sana con toques sobrenaturales que ya se sobrevienen por si solos durante la historia y la trama en si.
   Juntos aprenden a conocerse el uno al otro, a luchar contra la adversidad, a soñar y resolver los problemas que se suceden a lo largo de la historia donde el buen drama y la tragedia juegan un papel muy importante, y donde nunca se da nada por hecho. ¿Predecible? En ocasiones, en otras es sorprendente, y precioso. Preparad pañuelos, en serio.

   Además, el destino, lo que uno es en su interior, juega un papel muy importante y que se ve reflejado en la manada de lobos, elemento crucial de la historia.
   Son licántropos, gente maldita que por causas del destino son lobos y humanos al mismo tiempo y esas naturalezas pueden luchar entre si, complementarse o aceptarse.
   Tales son los casos de algunos personajes como Shelby que sueña, ansía el poder dentro de la manada a cualquier precio; Beck, prácticamente el padre de Sam que se desvive por protegerlo y se culpa por sus errores del pasado; o el mismo Sam, que quiere una vida con Grace, una vida humana.
   Todos con deseos diferentes y su maldición actúa con respecto a ello y las circunstancias, azuzan a los personajes a situaciones desesperadas por alcanzar aquello que quieren, donde el bien mayor y lo que uno desea, no suelen ser cosas compatibles.

   Claro, esto que explicó no es más que el primer libro de la trilogía. Una increíble novela de amor sobrenatural y drama (mucho drama) pero es que la historia continua durante dos libros y un spin-off que nunca debieron existir en mi opinión.

   Por orden son Rastro, Siempre y Perdido, siendo este último crucial para aquellos que querían saber que pasó con la pareja secundaria que empieza a hacer su aparición a partir del segundo libro, aunque carece de importancia para la historia principal en si. A mi me gustaría saber, que estaba pensando Maggie Stiefvater cuando continuó la trama después de Temblor.
   La autora de grandes obras como Las Carreras de Escorpio, o la trilogía de The Raven Cycle sabe muy bien como llegar a los jóvenes. Nos da historias con las que nos gustaría fantasear y con una cercanía tal que nos creemos partícipes, principales implicados en la historia. Pero en opinión de esta cronista, debería dedicarse solo a libros únicos, sin sagas. Libros autoconclusivos que nos dejen tan buen sabor de boca como Temblor.

   Esto ya me viene desde hace algún tiempo, pero cada vez soy consciente de como los autores desgastan grandes historias a base de hacerle continuaciones de que no terminan de casar. La idea de hacer una gran historia repartida en 3 libros (por ejemplo) está muy bien planteada. Y cogiendo el caso de Los Lobos de Mercy Falls, el primer libro por si mismo ya es perfecto. Rastro y Siempre solo es dar pie a los cliches que todos los lectores pensábamos que ocurrirían, con un montón de paja, relaciones y situaciones secundarias que no hacen más que alargar la agonía para ver si consigue arreglar la cagada que ha hecho (Spoiler: no lo arregla). Temas como buscar una cura a la licantropía, problemas políticos en el pueblo y otros tantos no interesan. ¿Por que no nos dejó con en ese limbo entre la magia y la realidad? Esto no es el Nombre del Viento, donde cosas como la “simpatía” tienen leyes físicas universales para su funcionamiento mientras también existen cosas tan abstractas como la “nominación”

   En el mundo ficticio de Patrick Rothfuss magia y ciencia se dan de la mano en el mundo de Temerant.
   Mercy Falls es un pueblo imaginario pero situado en la realidad donde solo allí se da una extraña maldición que hace que algunas personas se conviertan en lobo. No le busques supuesta explicación científica a algo que no lo tiene. Es decir, ¡No mates la subtrama antinatural del libro!

   Por eso, y como ya existen en mi lista muchos otros casos tanto en literatura, cine y series; Los Lobos de Mercy Falls será oficialmente una trilogía, pero para mi, solo existe el primero, y es genial. Muy recomendable si queréis llorar, reir, enfadaros y dejar que el drama fluya por las páginas y vuestra habitación.
   Como trilogía, en mi opinión, se lleva una pluma de cronista. Y es que el horror que hizo del segundo en adelante no tiene nombre.
                                                                  

   Y como en mi cabeza solo existe Temblor tendrá tres plumas de cronista muy merecidas y como en cada reseña os invito a tener vuestra opinión o intentar echar abajo la mía. Porque como siempre digo, esto es solo lo que una persona piensa, y cada uno tiene que crear su propio criterio.


                                 




4 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Recuerdo que leí esta trilogía hace bastante tiempo y que disfruté un montón de los tres libros. Eso sí, lo analizo objetivamente, y tienes toda la razón: la trilogía se fue a pique después del primer libro, y eso que los siguientes me gustaron mucho porque si no no hubiera conocido a Cole, pero sí, hay que admitirlo, fue una cagada.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que eres una ColexIsabel, aunque en mi opinión, Cole podría haberse quedado como un extraño que por causas del destino se encontró con Beck y ahí, ya no más, pls. Pero bueno, para gustos hay colores. Sin duda, la autora no supo manejar la historia y la estiró hasta que rompió.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola, la saga de Los lobos de Mercy Falls me la leí en 2014, aunque todavía me falta Perdido (¡y lo espero con ansias!) A decir verdad no me gustó la trilogía principal, pero lo que lo salvó totalmente para mí fue el tira y afloja entre Cole e Isabel, que bueno...los amo ♥

    Gracias por el especial :)
    ¡Un beso!

    Saludos desde Pasando Página: http://lephpasapagina.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tanto te gustó lo que se traían esos dos lee Perdido, porque te encantará. Yo realmente vi innecesaria esa pareja, pero ¡hey! Hay gente que le gustaba el HermionexHarry o el BellaxJacob (por poner ejemplos) El mundo de las ships es un terreno en el que el respeto por la opinión ajena es crucial :3

      Eliminar